Un blog dedicado a mi hijo...


sábado, 3 de febrero de 2018

PASTELITOS CARROT CAKE GLASEADOS SIN LACTOSA Y SIN GLUTEN

Me encanta usar la zanahoria en la repostería, su dulzor natural me permite restar azúcar a la receta, es decir, la zanahoria como ingrediente siempre conseguirá que vuestros Deseos Sin Gluten sean mas saludables. Sin embargo, en la receta de hoy, la cobertura de glasa rompe esa pauta, un día es un día, porque hoy estamos de celebración…
… ¿Sabíais que hoy es el Día del Pastel de Zanahoria? Así es, como casi todas las cosas importantes este pastel tiene su día propio. Creo que tiene que ver con la importancia histórica que tuvo la zanahoria en la repostería de hace siglos, cuando el azúcar escaseaba y los dulces solo podían ser elaborados con ingredientes que le aportaran dulzor a las elaboraciones. Una vez leí que la zanahoria tuvo un papel privilegiado en la gastronomía de aquellos tiempos pasados de escaseces…

Hoy, dejando a un lado aquellas circunstancias, sigue siendo un placer disfrutar de un buen Pastel de Zanahoria. Ahí os dejo mi versión en pastelitos individuales. Happy Carrot Cake Day!


Ingredientes:

* Para la cobertura de mazapán:
  • 125 g de almendra molida
  • 60 g de azúcar glass
  • 20 g de agua
  • Unas gotas de zumo de limón
* Para la masa de bizcocho:
  • 300 g de zanahoria rallada
  • 5 huevos 
  • 150 g de almendra molida
  • 150 g de avellanas molidas
  • 180 g de azúcar moreno de caña o Panela
  • 1 cucharadita pequeña de levadura postres (opcional)
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • Pizca de clavo de olor y nuez moscada
  • 50 ml de ron
* Para el glaseado:
  • 250 g de azúcar glass
  • 1 cucharada de zumo de naranja


Procedimiento:

  1. Precalentamos el horno a 200ºC arriba y abajo
  2. Lavamos, pelamos y rallamos muy finamente las zanahorias y reservamos.
  3. En un bol grande, batimos las yemas con el azúcar moreno o panela hasta que estén espumosas y el azúcar se haya integrado. Incorporar la zanahoria rallada, junto con la almendra molida, las avellanas molidas, la levadura, las especias y el ron, mezclando bien.
  4. Aparte, en un bol grande, batimos las claras con una pizca de sal a punto de nieve y se la vamos incorporando a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que no se baje.
  5. Vertemos la masa en el molde y metemos al horno precalentado a 200ºC arriba y abajo durante 25-30 min. (Si utilizáis un molde redondo de 24 ó 26 cm, horneáis durante 40-45 min.)
  6. Dejamos reposar, mejor de un día para otro. 
  7. Para hacer la cobertura de mazapán, en un cazo pequeño ponemos a calentar el azúcar con el agua y el zumo de limón, hasta formar un almíbar ligero, apartamos, dejamos enfriar un poco y añadimos la almendra molida, amasamos hasta conseguir una masa lisa y homogénea.
  8. Estiramos con rodillo y cubrimos nuestro pastel, o en mi caso pastelitos individuales. (Coger una pequeña porción de mazapán, teñir con una gota de colorante alimentario naranja y hacemos pequeñas zanahorias para la decoración)
  9. Finalmente, para hacer la glasa, en un cuenco, mezclamos el azúcar glass con el zumo de naranja y batimos con unas varillas manuales hasta conseguir una glasa espesa. Cubrimos toda la superficie de la tarta o pastelitos, dejamos escurrir y que endurezca a temperatura ambiente. 
  10. Decoramos con las pequeñas figuritas de zanahorias.