Un blog dedicado a mi hijo...


viernes, 11 de marzo de 2016

TARTA DE AVELLANAS SIN GLUTEN

Continuamos en la necesaria y provechosa labor de mirar hacia al mundo Con Gluten para descubrir cualquier Deseo adaptable a nuestro universo Sin Gluten...

Si tuviera que elegir un fruto seco en la repostería, ya os habréis dado cuenta a lo largo del tiempo, por su versatilidad, sería la almendra. Tal vez sea cuestión de que me siento más cómoda, de conocer mejor cómo se comporta, de haberla usado con más frecuencia.

Sin embargo, cada vez que experimento con otro fruto secos, cuando descubro nuevos matices en el sabor, nuevos olores, me doy cuenta de que tal vez me esté perdiendo algo, de que queda tanto por descubrir, por adaptar, por probar, cuando de frutos secos se trata. En el pastel que hoy os presento, le toca el turno a la avellana y os aseguro que, como a mí, no os dejará indiferente.



Ingredientes:

* Para la base:

  • 170 g de harina Farina de Schär
  • 25 g de coco rallado
  • 25 g de harina fina de maíz
  • 1/2 cucharadita pequeña de levadura química
  • 50 g de aceite de girasol
  • 1 huevo L
  • 60 g de azúcar vainillada 
  • 1 cucharada pequeña de vinagre de arroz o manzana.

* Para el relleno:
  • 300 g de leche condensada
  • 150 g de nata líquida 
  • 75 g de mantequilla sin sal
  • 120 g de avellanas tostadas
  • 1 cucharada pequeña de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada pequeña de café soluble ( Descafeinado)


Procedimiento:
  1. Precalentamos el horno a 180ºC arriba y abajo.
  2. Para hacer la base, batimos el huevo junto con el azúcar con varillas manuales, cuando esté el azúcar integrada añadimos el aceite y volvemos a batir. Incorporamos las harinas, el coco rallado y la levadura, mezclamos y amasamos hasta conseguir una masa que no se nos pegue a las manos.( Usar un poco más de harina si fuese necesario). 
  3. Estiramos con rodillo y cubrimos la base de un molde desmontable o de bordes bajos de unos 22 cm previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina para que no se pegue al hornear y sea más fácil el desmoldado. Metemos al horno precalentado a 180ºC arriba y abajo y cocemos durante 15 min o hasta que esté dorado. Dejamos enfriar y reservamos.
  4. Nos ponemos con el relleno, Triturar las avellanas. 
  5. Aparte en un cazo pequeño, ponemos la leche condensada, la nata, la mantequilla troceada y dejamos hervir sin dejar de remover durante 10-12 min. hasta que espese.
  6. Retiramos la mezcla y la dividimos en dos partes más o menos iguales en dos recipientes o cuencos, añadimos a una parte las avellanas trituradas y a la otra parte el cacao y el café soluble. Dejamos templar.
  7. Rellenamos la base que tenemos reservada primero con el relleno de avellanas alisando la superficie y encima la mitad de la crema de cacao, la otra mitad la usaremos con manga pastelera y boquilla rizada para decorar la tarta.
  8. Metemos en el frigorífico hasta que endurezca. Servir.


1 comentario:

sandrasingluten.blogspot.com dijo...

Hola! Qué pintaza tiene esta tarta... pondré la página en favoritos para el día del cumpleaños de mi madre hacérsela.
Gracias!
Un besazo